Comercio y Brexit

Fuente: Spanish Ports (Jaime Jiménez, CEO de iContainers) / http://www.coordinadora.org

Si el Reino unido acaba siendo un país no perteneciente a la unión europea respetando el resultado del referéndum, el escenario económico global es confuso. En primer lugar tendría que renegociar los acuerdos internacionales de comercio.

Según las fuentes citadas, en 2015, el 44% del total de las exportaciones de la Gran Bretaña estuvo dirigido a países de la Unión, llegando a realizar ventas de bienes y por valor de 223.000 millones de libras. Debido al hecho de que Reino Unido es miembro de la OMC, en ausencia de otros acuerdos comerciales, todos los intercambios de bienes y servicios con la UE podrían caer bajo este régimen de tarifas cosa que podría suponer la imposición de tasas de importación en muchos productos que actualmente libres de impuestos.

Según las fuentes citadas, un acuerdo de comercio modelado sería la opción más favorable para el país, así la supeditación a la UE seria lo mínima posible.

A pesar del resultado del referéndum, el comercio continuará, pero las repercusiones si esto ocurre serán importantes en él y las consecuencias a corto y largo plazo serán muy interesantes de estudiar.

España sería la octava economía más afectada por el ‘Brexit’ según un informe publicado por S&P con consecuencias innegables para las empresas del sector tales como J2 Servid

brexit.

¿Ha llegado la hora de exportar?

Emprender la aventura de exportar es una decisión difícil de tomar, sobretodo saber cuál es el momento oportuno para ello. Una cosa es que nuestros productos funcionen en el mercado local, pero… ¿Podríamos internacionalizarnos? La crisis interna sufrida en el país ha hecho que la idea de la exportación haya calado hondo en muchas empresas.

Siempre debemos actuar con sentido común; ¿Tenemos ventajas competitivas suficientes? ¿Conocemos los nuevos mercados a los que nos queremos dirigir? ¿Aportamos alguna cosa diferente? ¿Nuestra producción está por encima de nuestros competidores?

Podemos consultar distintas fuentes:
Portal PYME (Ministerio de Industria, Energía y Turismo)
Portal ICEX (Secretaría de Estado de Comercio)

Pero sobretodo lo que debemos hacer, es analizar nuestra CAPACIDAD EXPORTADORA.

También debemos conocer las normas concretas del país al que exportamos y controlar las especificaciones necesarias que requiere nuestro producto en concreto:

  • El tipo de embalaje que requiere
  • El medio de transporte a utilizar
  • Los plazos de entrega
  • El modo de pago
  • Los impuestos
  • Las autorizaciones y certificaciones
  • Etc.

Lo más acertado seria contactar con el especialista concreto para cada una de las tareas. Por ejemplo, una empresa especialista en sistemas de embalaje para la protección de sus mercancías durante el transporte tal como J2 Servid. Escoger el sistema adecuado nos asegurará que nuestro producto llegará en condiciones y trabajar con profesionales del sector es siempre lo mejor para nosotros.

Una vez dados los requisitos mínimos, sobretodo estudiad bien todas las variables y muchísima suerte en esta nueva aventura!